CADA “Inversión de escena”

Diecisiete de octubre de 1979, frente al museo de Bellas Arte el colectivo CADA, desplegó diez   camiones lecheros de la compañía Soprole, y cubrió la fachada del museo con un lienzo blanco.

descarga (1)

Para conseguir los camiones convencieron al gerente de la empresa de la belleza de diez camiones lecheros frente al Museo de Bellas Artes”, una vez pasó el evento le hicieron saber al gerente que había sufrido un engaño, de “mala leche”, este trato de comprar el vídeo de la acción y al no conseguirlo, cambio el logo de los camiones. Para mí fue una de las mejores acciones que logro el colectivo, el juego de palabras, “mala leche”, utilizado para explicar el engaño a la vez que se utilizaba los camiones lecheros para denunciar lo que a base de verlo cada día parece habitual y sin embargo no lo es, dando notoriedad a la represión que cada día sufrían allí de modo visible y que se puede decir se tenía asimilada de una manera natural.
De forma similar a la que el CADA había tomado la página (imaginada blanca) de la revista Hoy, la “Inversión de escena” ocupó esta vez una “página” metafórica de Santiago para subrayar la nitidez de la represión cotidiana. Esta vez se aprovecharon de textos pre-escritos, los logos comerciales de los camiones lecheros. Un logo comercial se vuelve invisible, se ve tanto que no se ve. Pero diez camiones lecheros sí dominaron un espacio visible, y la acción llamó mucho la atención en Santiago de Chile en 1979.

cada2-3Recorrido-Museo-5
Se ha dicho que el desfile de camiones lecheros dio la impresión  de una invasión de tanques militares, pero no importa ninguna lectura particular tanto como el efecto de acentuar y atraer miradas. En esta acción, el grupo CADA re-colocó el logo de Soprole dentro de otro contexto, liberando así, el sentido de los signos comerciales. El performance del CADA hizo visible lo invisible, volvió lo cotidiano, extraordinario.
descarga
Ese mismo día, los artistas del CADA revistieron la fachada del Palacio de Bellas Artes con un lienzo blanco. La acción dispuso una serie de imágenes insólitas, y así incitaba a que las miradas públicas se refocalizaran. En ese momento la dictadura ya llevaba más de seis años en el poder y la situación se había vuelto familiar, casi invisible. Con estas acciones se pretendía que lo “normal”, dejara de tener ese estatus de normalidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s