Hombres buenos

Ahora que llegan días de vacaciones (quien más y quien menos algún día tendrá) os recomendamos una lectura algo más que veraniega, de esas que no se quedan sólo en una novela de pasar el rato.

Se trata nada menos que de la última novela de Arturo Pérez-Reverte (Cartagena, 1951), que lleva por título Hombres Buenos, publicada el 12 de marzo de 2015. Y digo que puede ser una lectura algo más que veraniega porque la podéis interpretar desde varios puntos de vista, según desee cada lector profundizar en la cuestión. La trama aborda el viaje que plantean los miembros de la Real Academia Española a París para adquirir una primera edición de la Encyclopedíe, para el que eligen a dos personas: don Hermógenes Molina, bibliotecario de la Academia, y don Pedro Zárate, brigadier retirado de la Real Armada. Ellos tendrán la responsabilidad de traer las luces desde la Francia pre-revolucionaria a la España de Carlos III.

Cada capítulo de la obra tiene tres partes diferenciadas, una que se ocupa de los sucesos del viaje, otra que narra un viaje paralelo realizado por otro personaje de la historia (y no digo más) y una tercera que se desarrolla en la actualidad, en la que Pérez-Reverte nos da una clase magistral sobre cómo documentar una novela basada en personajes y hechos reales: dos planos de Madrid, el realizado por Tomás López, publicado en 1785, quien se encargará de cartografiar toda la península desde finales del siglo XVIII, y el Plano de la Villa y Corte de Madrid de Fausto Martínez de la Torre y Josef Asensio del año 1800.

Martínz de la Torre y Asensio 1800

Martínez de la Torre y Asensio (1800)

Plano Tomás López 1785

Tomás López (1785)

Para la recreación del viaje toma como referencia el sistema de comunicaciones de la época, una preocupación para Carlos III quien creó una red de comunicaciones que garantizase al viajero la llegada a su destino, aunque en aquellos años el viaje era sinónimo de aventura, como nos confirma el autor en el tercer capítulo, comparando las carreteras y autopistas de hoy con los caminos de herradura de hace algo más de dos siglos. Se documenta con las guías que empezaban a menudear debido a la curiosidad del viajero, en concreto con la guía que lleva como título Itinerario español, o guía de caminos para ir desde Madrid a todas las Ciudades, y Villas más principales de España, publicada por José Matías Escribano en 1775 o el manuscrito del viaje europeo del marqués de Ureña en 1787. Curiosamente, si hacemos estos viaje a día de hoy nos encontraremos con que muchas de las postas que ya existían hace trescientos años hoy aparecen como modernos hoteles de carretera con más de 300 años de historia.

Escribano 1775

José Matías Escribano (1775)

La ruta por Francia es descrita a partir de la ayuda de la Nouvelle Carte des Postes de France, impresa en París en 1738 y en la que se pueden ver los caminos de Francia y las paradas de postas, donde se cambiaban las caballerías, marcadas por un círculo rojo. Las podéis ver pinchando aquí.

Si no sois de mapas y os va más profundizar en el pensamiento de la Ilustración, Pérez-Reverte nos sumerge con un perfecto manejo del lenguaje (por algo lleva desde 2003 ocupando la silla “T” de la Real Academia Española) en el discurso de un debate sobre la conveniencia o no de traer las luces de Francia a España, retratando una sociedad que parece que no ha cambiado, que no es capaz de solucionar sus problemas si no es por el recurso de ver quién grita más, con las herramientas de las intrigas y que gasta más medios en tener al grueso de la población en la oscuridad de la caverna que en aliviar los males que la aquejan y dejando la solución de sus inseguridades en el azar y la, tan recurrida, providencia. Así, durante la novela nos vemos inmersos en discusiones entre dos personajes que, lejos de imponer su criterio el uno sobre el otro, dan margen a un término medio en el que caben todas las opciones, como define el brigadier Pedro Zárate al bibliotecario Hermógenes Molina: un católico ilustrado, una persona virtuosa que resuelve conflictos mediante la palabra, responsable de la llegada de la Enciclopedia y las luces a España sin renunciar a sus creencias y sin imponerlas a su alrededor. Como dice Pedro Zárate: los españoles seguimos siendo los primeros enemigos de nosotros mismos. Empeñados en apagar las luces allí donde las vemos brillar. También vemos citas del Baron d’Holbach que harían temblar el pulso de la mano más firme.

En la novela aparece un tercer personaje, el abate Bringas, que aunque es ficción tiene relación con otro personaje histórico, José Marchena y Ruiz de Cueto (Utrera 1768 – Madrid 1821) llamado abate Marchena, quien nunca ostentó tal título, más bien fue un político afrancesado que huyó de España escapando de la Inquisición. Se encargó de las primeras traducciones al castellano del Contrato Social de Rousseau además de otras obras de Voltaire, Montesquieu, Volney y Lucrecio durante el primer cuarto del siglo XIX. Bringas aparece como un hombre que actúa por interés (más bien necesidad) y en algún momento nos hace dudar de sus intenciones. Nunca juzgues a nadie por su apariencia. Y es que estamos equivocados y  muy malacostumbrados, parece que ya no hay hombres buenos en este mundo y sí los hay pero no se habla de ellos ni se les deja hablar.

Así que os dejo con una buena lectura para estos días de ola de calor, tanto si sois de mapas, como de pensar o de los que tenéis el “feo vicio” de leer en el chiringuito, bajo la sombrilla  o debajo de un pino. Que lo disfrutéis.

Sería de justicia recordar que, en tiempos de oscuridad, siempre hubo hombres buenos que lucharon por traer a sus compatriotas las luces y el progreso…Y que no faltaron quienes procuraban impedirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s