Isabella d’Este

Mucho se ha escrito acerca del mecenazgo del arte desde finales del siglo XV y sobre todo los siglos XVI y XVII. Un mecenazgo protagonizado por personas (sobre todo hombres) que encabezaban los recién creados Estados de la Edad Moderna y ejercían el patrocinio o patronazgo de importantes obras de arte. Pero poco se habla de una de las primeras mujeres en ejercer un “matronazgo” en este campo como fue Isabella d’Este (1474-1539).

Isabella d'Este

Hija de Ércole I d’Este, duque de Ferrara y Leonora de Nápoles, dotada de una gran inteligencia natural complementada con una excelente educación debida a las conversaciones en las que participaba rodeada de eruditos, escritores y pintores, a los 16 años contrajo matrimonio con Francesco II Gonzaga, marqués de Mantua, para quien ya habían trabajado artistas de la talla de Tiziano, Rafael, y Mantegna. Trabajó para consagrar artistas que destacaron en su arte haciendo de mecenas y anfitriona de la corte, encargándose además de los asuntos del marquesado en ausencia de su marido Francesco.

Mantegna,_madonna_della_vittoria

En 1509 éste fue capturado cuando encabezaba la Liga de Cambrais (coalición de los Estados Pontificios, Francia, el Sacro Imperio Romano Germánico, la Corona de Aragón y el Ducado de Ferrara, creada por el papa Julio II para frenar el dominio de la República de Venecia). Cuando vuelve tres años más tarde su sorpresa será mayúscula cuando ve cómo Isabella había gestionado sus asuntos con tanto éxito (o más) que él, lo que provoca sus celos y el distanciamiento de la pareja.

Durante la primera mitad del siglo XVI Mantua se convierte en una de las cortes más influyentes en Europa compitiendo con las de Praga y Roma. La familia Gonzaga gozaba de armonía y era un matrimonio digno y bien unido cuyo Estado estaba rodeado de todo tipo de peligros, aunque se volcaron en la educación de sus hijos dotándoles de una gran personalidad. Así, desde la batalla de Taro (1495) sorprende a toda Europa la respuesta a estos peligros con una actitud caballerosa respecto al honor militar, actitud aprendida por su esposa, en cuyas cartas muestra una imagen de actitud imperturbable y gran amabilidad. Así, Bembo, Bandello, Ariosto y Tarso envían sus obras a la corte, aunque sus arcas a menudo estén vacías, dando lugar a un ambiente refinado y de gran sensibilidad artística. La cancillería de Isabella se convierte en el modelo a seguir, su marquesado marca las leyes de la moda por todo el continente, mientras que Francesco, orgullosos de tener los más inapreciados a anhelados caballos, mandó construir en 10 años un palacio para recibir a Carlos V cuando fue a Mantua en 1530 para nombrar a su hijo Federico duque del Sacro Imperio.

Isabella, de carácter caprichoso y variable decide a sus veinte años rodearse de obras de arte con una tenacidad que le ha hecho ser tratada aparte. Tenía una gran necesidad de comunicación, de ser el centro de atención y de moverse entre las personalidades más importantes de su tiempo. Pudo contar con una gran red de contactos, partiendo de su padre Ércole d’Este (duque de Ferrara), su madre Eleonora de Aragón (hija de Fernando I de Nápoles) y su hermana Beatriz, casada con Ludovico el Moro (duque de Milán). Con esta familia y una voluntad indomable (Francesco describe a su esposa como “una mujer con su propia opinión”) construyó su imagen de este modo, cultivando las artes y la literatura. Estuvo en contacto con las figuras literarias más infuyentes, desde Castiglione a Pietro Bembo, se cuidó de dirigir su perfil intelectual y prestó mucha atención a su apariencia.

Llegó a Mantua en 1490, con diecisiete años, se instaló en el Castello di san Giorgio en un apartamento privado. Sus aposentos eran dos cámaras y varias habitaciones de menor tamaño incluyendo un oratorio, una biblioteca y el “studiolo”, su principal fuente de orgullo. En su studiolo aparecían símbolos heráldicos y emblemáticos (de Gianluca Liombeni), suelo de baldosas mayólicas realizado en 1494. Su función era de entretenimiento, cuarto de música y visitas de amigos íntimos.

En 1495 prepara la llegada de su padre realizando una renovación radical: decide cubrir sus muros con pinturas de Andrea Mantegna, Pietro Perugino y Lorenzo Costa, que asume también trabajos de Bernardo Parentino, Giovanni Bellini, y en 1501 de Leonardo da Vinci. Ninguno de estos últimos participó en el proyecto, lo que para Giovanni Romano habría sido el primer caso de diálogo figurativo a nivel nacional en una Italia políticamente fragmentada. Sandro Botticelli y Filippo Lippi fueron excluidos, aunque pudieron ser candidatos también.

Mantegna,_parnaso

Mientras supervisaba las pinturas, comenzaba a desarrollar cierto interés por las antigüedades adquiriendo dos Cupidos dormidos y se plateaba ampliar su studiolo con el cambio de centuria, pasando a llamarse ” la gruta”, decorado por los hermanos Antonio y Paolo Mola con paneles de taracea.

En 1527 abandonó Mantua  y fue testigo del saqueo de Roma por las tropas del Emperador, Carlos V, dando asilo en su propia casa a 2000 personas que huían de las tropas, siendo una de las pocas viviendas que no tocaron los soldados del Emperador (su hijo formaba parte de las tropas que invadieron Roma). Al abandonar la ciudad papal, se encargó de que todas las personas que hubieran sido acogidas en su casa tuvieran salvoconducto seguro para circular.

Al volver de Roma estableció una escuela femenina y continuó con su labor artística. Pero no era suficiente: entrada en sus sesenta años volvió a la tarea política y gobernó Solarolo y la Romaña hasta su muerte el 13 de febrero de 1539.

Fuentes:

Bibliografía:

  • Barbara Furltoti; Guido Rebecchini; The Art of Mantua: Power and Patronage in the Renaissance. Edition Hazen, París; Scala Group S.P.A. Florence. ISBN: 978-0-89236-840-2.
  • Burchardt, Jakob; La Cultura del Renacimoento en Italia. Akal/Básica de bolsillo. ISBN: 978-84-460-2259-6.
  • Daniele Lucchini; Rise and Fall of a Capital. The History of Mantua in the Words of Who Wrote About It; Finisterrae; ISBN: 978-1-291-78388-9

Webgrafía:

Imágenes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s